La Isla de Creta, ¡el lugar con la mayor esperanza de vida!

La auténtica dieta mediterránea es muy apreciada: aceite de oliva virgen extra y productos lácteos frescos, tés de hierbas recién recogidas y semillas de la tierra con un alto valor nutricional. En Creta, la hora del desayuno es una oportunidad fantástica para decir "Kalimera" (Buenos días) y juntarse con los vecinos ofreciéndoles deliciosas empanadas horneadas o sabrosos higos secos caseros, así como Nutella® untada sobre el típico pan caliente, artesanal y crujiente, llamado "horiatiko".

Los cretenses no pueden resistirse a mezclar el sabor dulce de la Nutella® con el sabor salado de los bollos de leche locales. La fruta acompaña todas las comidas, especialmente por la mañana, y a menudo se sirve en forma de tartas o compotas de pera y manzana calientes, así como en batidos elaborados con el tradicional yogur cremoso griego.