Our Hazelnuts Trees | Nutella

NUESTRAS AVELLANAS

Las actividades de Ferrero para alcanzar la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor de la avellana incluyen la trazabilidad de este ingrediente.

En la cadena de valor de la avellana de Ferrero, la trazabilidad se entiende como la capacidad de identificar el origen de las avellanas, hasta llegar a cada uno de los agricultores o “clústeres agrícolas”. Conforme a la hoja de ruta sobre abastecimiento de avellanas sostenible de Ferrero, la idea es haber logrado para 2020 una trazabilidad del 100 % para el producto. Nuestras avellanas proceden principalmente de Turquía, Italia y Chile. En la cosecha de 2018, Ferrero consiguió una trazabilidad de sus avellanas del 45 % en Turquía, del 48 % en Italia y del 100 % en Chile. En Ferrero estamos trabajando en mejorar la trazabilidad de toda la cadena de valor y exigimos mayor transparencia a todas las partes interesadas con el fin de aumentar la calidad y la sostenibilidad.

Our Hazelnuts | Nutella

¿De dónde procede?
Haz clic para acceder

Garantizamos la calidad y el frescor

Las avellanas utilizadas en Nutella® proceden de campos de avellanos, un árbol que crece principalmente en climas de tipo mediterráneo. Nuestras avellanas se cultivan en distintas partes del mundo, principalmente en Turquía, Italia y Chile. La zona del mar Negro de Turquía es la principal productora de avellanas del mundo, por eso es allí donde adquirimos la mayor parte. La experiencia y la tradición de Ferrero en el uso de este fruto se remonta a nuestras raíces italianas, ya que también son regiones productoras el Piamonte (cuna de Ferrero), el Lacio y la Campania. La cosecha tiene lugar entre principios de agosto y finales de septiembre.

Nutella Map
Hazelnut Farm Landscape | Nutella

Para asegurar la disponibilidad de avellanas frescas y de calidad, también existen cultivos en países del hemisferio sur, lo que aporta una cosecha adicional de febrero a marzo. Como parte de este enfoque, Ferrero ha establecido cultivos de avellanas (agrogranjas) en Chile, Suráfrica y Australia, así como en Georgia y Serbia. A través de estas agrogranjas, Ferrero está desarrollando un modelo de actividad sostenible con los agricultores locales, consistente en compartir y promover buenas prácticas agrícolas (guarderías, formación, ayuda agronómica, etc.). Encontrarás más información en el último informe de RSC de Ferrero aquí.

Hazelnut Farm Landscape | Nutella

Sostenibilidad del abastecimiento de avellanas

La visión de Ferrero sobre la sostenibilidad pasa por mejorar las condiciones de las comunidades avellaneras con las que se relaciona.

Turquía: El programa de valores agrícolas de Ferrero (Ferrero Farming Values, FFV) para la avellana se introdujo en Turquía en 2012. Conforme a este programa, Ferrero ha desarrollado una norma para la producción de avellana conjuntamente con SCS (Scientific Certification Systems) Global Services, un proveedor de servicios de certificación en materia de sostenibilidad a escala mundial. La norma cubre cuatro áreas principales: Buenas prácticas sociales (Good Social Practices, GSP), buenas prácticas agrícolas (Good Agricultural Practices, GAP), calidad después de la cosecha y trazabilidad. A través del programa Ferrero Farming Values (FFV), Ferrero trabaja con agricultores, en su mayor parte minifundistas, para aportarles conocimientos sobre buenas prácticas agrícolas y sociales. Cada año, SCS Global Services, junto con empresas locales de auditoría, lleva a cabo auditorías específicas de distintos agricultores seleccionados al azar.

Ferrero ha colaborado también con GIZ (Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit GmbH) para desarrollar un Sistema de Control y Evaluación que permite evaluar y notificar los progresos y las repercusiones de las actividades e intervenciones sociales sobre el terreno. El sistema refleja los datos recopilados de diferentes partes interesadas, incluidos agricultores, trabajadores, intermediarios laborales y líderes de opinión de las comunidades.

Sustain Hazelnut Farmers | Nutella

Italia: Uno de los países donde se cultivan avellanas que cumplen nuestros exigentes niveles de calidad es Italia, tradicionalmente en las regiones del Piamonte, el Lacio y la Campania, por lo que resulta crucial desarrollar y mantener una cadena de valor sostenible en estas zonas. Como parte de su plan de abastecimiento responsable, Ferrero colabora con la aseguradora mundial DNV GL desde 2015. Gracias a esta colaboración, Ferrero puede desarrollar planes de acción específicos sobre el terreno con los agricultores y las asociaciones, por ejemplo de formación y de ayuda práctica.

Chile: La primera agrogranja de Ferrero, Agrichile, se fundó en 1991 en Chile, país que goza de un clima muy favorable para el cultivo de la avellana. El resultado de los más de 25 años de actividad de Agrichile combinando la experiencia de nuestros agrónomos y las excelentes habilidades de los agricultores chilenos ha sido la creación de una completa cadena de valor. Los procesos de producción propios de Ferrero en Chile fueron certificados en 2019 según la norma de cultivo sostenible de SCS Global Services, un programa de certificación homologado. Garantiza el cumplimiento de varias normas medioambientales para las avellanas, la protección y el compromiso de los trabajadores y las comunidades agrícolas, y la viabilidad económica de la explotación.

Hazelnuts Harvest Bucket Farmer | Nutella

Unimos fuerzas con las principales partes interesadas

En Ferrero nos tomamos muy en serio que nuestras prácticas sean éticas, lo que incluye mejorar las prácticas laborales en la cadena de valor de la avellana. Ferrero participa activamente en una asociación público-privada con CAOBISCO (European Association of Chocolate, Biscuits and Confectionery Industries) y con la OIT (Organización Internacional del Trabajo) en Turquía, a través de un proyecto cuyo fin es contribuir a erradicar las peores formas de trabajo infantil en la agricultura estacional de la cosecha de la avellana. Ferrero colabora también con la Earthworm Foundation, una organización sin ánimo de lucro centrada en influir positivamente en las cadenas de valor, en el marco de su programa de abastecimiento responsable de la avellana.

Si te gusta, compártelo en