USA
DESAYUNO EN LA GRAN MANZANA

Nadie sabe con certeza dónde se inventó el bagel, pero todo el mundo está de acuerdo en una cosa: es el desayuno por antonomasia de la ciudad de Nueva York. En el año 1900 había más de 70 panaderías que elaboraban bagels en el Lower East Side de la ciudad. Sin embargo, su popularidad se incrementó en los años cincuenta y, actualmente, la ciudad es la cuna de cientos de tiendas de barrio donde venden bagels. ¿Qué es lo que caracteriza al bagel? Pues bien, se cuece antes de hornear para que la corteza sea blanda y brillante. Los neoyorkinos disfrutan del clásico "panecillo con agujero" por millones, y han ido mucho más allá en cuanto a toppings y cremas para untar. Un bagel calentito y tostado untado con Nutella® es la forma preferida de levantarse… ¡en la ciudad que nunca duerme!