France
Domingo: Desayuno en París

Para muchos franceses, el desayuno es un momento para compartir y disfrutar, especialmente los fines de semana y días festivos, en los que a menudo se alarga convirtiéndose en un brunch. En compañía de familiares y amigos, es una oportunidad para degustar las delicias dulces y saladas que casan a la perfección con los tradicionales panes, brioches, croissants y crepes franceses. También suele tomarse fruta fresca, yogures o huevos duros... pero el elemento esencial que siempre está presente en estas ocasiones es, por supuesto, ¡Nutella®! Untada sobre una rebanada de pan, resulta incluso más sabrosa si se toma en compañía de personas queridas. Durante 50 años, Nutella® ha tenido siempre un puesto en la mesa en estos momentos únicos de felicidad familiar.