Dublín

En la capital de Irlanda saben que empezar el día en positivo es sinónimo de sentarse a tomar un desayuno agradable con la familia o los amigos. Una taza de té o café y el tradicional pan de soda irlandés recién hecho son el centro de las mesas de desayuno irlandesas. Todo ello sin olvidar nuestro ingrediente favorito: ¡Nutella®, por supuesto! La manera perfecta de compartir lo que nos depare el día.