CIABATTA

CIABATTA

CIABATTA

El pan de ciabatta es una incorporación relativamente "joven" a la tradicional cocina veneciana. Se creó a principios de los años ochenta y debe su gracioso nombre (ciabatta = pantufla) a la forma de tabla plana de las hogazas. Según la receta original, su miga es ligera y alveolada, y la corteza ligeramente dorada es fina y crujiente, como resultado de un largo levado y de la "biga", una masa previamente fermentada que hace que el pan se digiera fácilmente. Incluso actualmente, sus creadores organizan cursos dedicados a los entusiastas de la panadería para transmitir la receta perfecta.

Las hogazas de ciabatta emanan un delicioso aroma que invita a darles un bocado y son perfectas para preparar bocadillos, ya sean dulces o salados. Gracias a su ligereza y versatilidad, este pan, con una historia relativamente reciente, se conoce ya en unos 60 países y se puede degustar en los 5 continentes.