Desayuno en Estambul

Una gran variedad de quesos, salami, salchichas, huevos, suculentas aceitunas negras o verdes, cremosa mantequilla turca y, por supuesto, Nutella®, adornan el centro de la mesa de desayuno en Estambul. Los tradicionales quesos de los Balcanes se sirven junto con Feta, además de tortillas, huevos duros, pan tostado e incluso ensalada... de modo que el desayuno es una deliciosa selección de ingredientes. Y, para combinar, ¡nada mejor que un buen vaso de té turco recién preparado!